Inicio | Articulos | El conocimiento de los bosques recorre París

Noticias

El conocimiento de los bosques recorre París

Fecha de publicación en Latinclima: Jueves, Diciembre 10, 2015
Región: Mundial
Año de publicación: 2015
Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques
Indígenas presentes en la COP21 hacen un llamado para que las negociaciones del clima que se están llevando a cabo en París terminen en un acuerdo que incluya a las comunidades indígenas y reconozca el papel protagónico que han tenido en el cuidado de la naturaleza.

Sobre las aguas del rio Sena decenas de indígenas unieron sus voces, sus instrumentos y sus cantos el pasado 6 de diciembre para pedir por la Madre Tierra.

París, Francia. “Venimos a hacer esta ceremonia de la gente del bosque y de la selva para pedir un buen acuerdo que ayude a salvar a la madre tierra”, dijo el Jefe Philane Jr. líder de las Naciones indígenas Dakota y Chickasaw en Norteamérica quien presidió la ceremonia.

En medio de la música, las flautas y los tambores, el jefe Philane hizo un llamado para que las negociaciones del clima que se están llevando a cabo en París terminen en un acuerdo que incluya a las comunidades indígenas y reconozca el papel protagónico que han tenido en el cuidado de la naturaleza.

Representantes de comunidades mesoamericanas que llegaron a la Ciudad Luz provenientes de países como Nicaragua, Perú, Panamá y Brazil, llamaron a la unidad de los pueblos y denunciaron los distintos atropellos de los que han sido víctimas debido a los intereses que tienen en los bosques grandes empresas y al avance de obras de infraestructura que se han construido sin tener en cuenta el cuidado de la naturaleza.

La ceremonia fue planeada inicialmente para realizarse sobre canoas y remos, el medio de transporte tradicional indígena y símbolo de la campaña y de la movilización de los pueblos indígenas y comunidades locales que participan en la COP21, pero no obtuvieron el permiso para ello. Por eso el evento se realizó sobre un barco de turismo.

Ahí, mientras navegaban por las aguas del Sena prendieron fuego y entonaron canciones con instrumentos tradicionales.

Entre las organizaciones indígenas presentes en París están la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica, la Red de Pueblos Indígenas y Locales para la Gestión de los Ecosistemas Forestales de la Cuenca del Congo y la Alianza de Pueblos Indígenas del Archipiélago del Pacífico y Sudeste Asiático.

Entre los indígenas reunidos había representantes de Mongolia, Australia, América, África y Europa.

Un santuario Embera nace en París

Era una mañana fría de domingo y aun así Cándido Masua se mantuvo con el torso desnudo y su traje tradicional embera, de Panamá.

Desde el barco, Cándido anunció la creación de Santuario Embera Wounaan, 13.013 km2 en el país centroamericano que serán dedicados a proteger el bosque y a restaurar animales naturales (no domésticos). El santuario comprenderá 370 kilómetros de línea costera.

La idea es restaurar a más del 50% de los niveles históricos lo antes posible. Cándido explicó que el anuncio se realiza después de que el 100% de las autoridades Embera aprobara la iniciativa. En adelante, se viene la lucha por legalizar el territorio que, según Cándido, está en la mira de grandes companías multinacionales.

Expertos se unen a la voz indígena

Mientras los indígenas levantan la voz por las calles de París, en los salones de La Bourget, el lugar donde se realizan las negociaciones, los expertos discuten las posibles soluciones al cambio climático y las alternativas que existen para enfrentar algunas de las consecuencias que son ya inevitables.

Michel Mordasini, vicepresidente del Fondo Agrícola para el Desarrollo Internacional (IFAD) habló en un conversatorio sobre seguridad alimentaria de la necesidad de pensar en soluciones que tengan en cuenta a las pequenas comunidades agricultores y a los indígenas. “80% de la comida en muchas naciones vienen de los pequenos agricultores pero ellos no tienen un asiento en las negociaciones”, cuestionó. “Para fortalecer el conocimiento del camio climático y de la comida necesitamos incluir a los pequenos agricultores y crear mecanismos para tener políticas que vinculen a las comunidades indígenas con los tomadores de decisión”, anadió.

Según Moordasini, aprender de las familias indígenas sobre resiliencia y adaptación es la manera inteligente y necesaria de hacerlo”.

Por su parte, Maria Helena Semedo, directora Ejecutiva de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) habló acerca de la necesidad de trabajar en la pobreza, el hambre y el cambio climático juntos. La agricultura es esencial en esto, dijo.

Insistió en la urgencia de cambiar los modos de producción, consumo y distribución de la comida a unos más sostenibles, como los que tienen los indígenas. Solo de esa manera, dijo, será posible cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de erradicar el hambre para el 2030.

Aun está pendiente la inclusión de las comunidades de los bosques en los textos de la negociación. Mientras tanto, los indígenas siguen cantando y encendiendo el fuego por la madre naturaleza en las calles de París.

Copyright: